jueves, 28 de mayo de 2015

Baldosa de frutas.

Como véis ya no llego ni para el desayuno, ni la meienda de hoy, así que tendremos que dejarlo para mañana. 
Este pastel es muy jugoso y rico, claro que con esa variedad de frutas que lleva ya os podéis hacer una idea, de verdad os lo digo, es muy bueno, además no es nada complicado de hacer. Me estoy dando cuenta de cada vez me estoy aficionando más a los dulces con frutas y verduras, me encantan, les estoy cogiendo demasiado el gusto, jeje, ya os podéis ir haciendo una idea de como llevo yo la dieta, en vez de bajar subo, de pena.
Bueno, ahora viene la receta.
Buen fin de semana ¡¡¡¡¡ 
Ingredientes:
Para el bizcocho
110gr   Arándanos
70gr     Frambuesas
130gr   Manzana ya pelada
150gr   Mantequilla sin sal
150gr   Azúcar blanca
120gr   Nueces mondadas
150gr   Harina de trigo
16gr     Levadura en polvo
16gr     Azúcar avainillado
2          Cucharadas soperas de leche
3          Huevos
Para el merengue
3          Claras de huevos
150gr   Azúcar blanca
Otros
Azúcar glass
Preparación:
Para esta receta pondremos el horno a precalentar a una temperatura de 180º sin ventilador.
Lavamos todas las frutas y pelaremos la manzana, cogeremos la mitad de cada fruta para córtala en trozos y reservamos, la otra mitad de las frutas las batiremos todas juntas.
Con ayuda de la picadora picaremos bien las nueces, tiene que quedar bien molidas, reservamos.
En un bol tamizaremos la harina junto con la levadura, reservamos.
Ahora pondremos la mantequilla en un cuenco pequeño y la derretiremos sin que llegue a calentarse mucho.
En un bol pondremos los huevos junto con los dos azucares, con ayuda de unas varillas mezclaremos, una vez tengamos todo bien mezclado añadiremos la fruta batida y la mantequilla derretida, seguiremos mezclando para poder añadir las nueces picadas.
Una vez tengamos todo bien mezclado añadiremos las dos cucharadas soperas de leche, la harina tamizada junto con la levadura, volvemos a mezclar y cunado este todo bien unido añadiremos la fruta que teníamos reservada, ahora con cuidado de no romper mucho la fruta mezclamos un poco más.
Ahora cogeremos nuestro molde y le pondremos papel vegetal en la base y spray desmoldante por los lados, si no tenemos spray lo podemos hacer como siempre untando mantequilla y espolvoreando un poco de harina, el monde que yo he utilizado es de 28x19, una vez lo tengamos listo pondremos la masa, le daremos unos golpecitos para que se nivele la masa y lo metemos en el horno y lo dejaremos entre 30 y 35 minutos.
Una vez que pase este tiempo para comprobar que está hecho pinchamos con un palillo en el centro del bizcocho  y si sale limpio está listo, de lo contrario déjalo unos minutos más.
Cuando esté listo sacaremos del horno y lo dejaremos enfriar antes de desmoldar.
Mientras se cuece la masa prepararemos el merengue.
Este merengue se le suele llamar merengue suizo, para prepararlo lo haremos al baño maría.
Ahora ponemos una olla al fuego. a fuego bajo, le ponemos como 1 litro de agua o un poco menos, cuando el agua empiece a calentar pondremos encima un bol metálico, ahora ponemos el azúcar y las 3 claras dentro del bol, con ayuda de una cuchara empezaremos a remover hasta que el azúcar se disuelva con las claras.
Una vez este el azúcar disuelto retiramos del fuego y con ayuda de unas varillas eléctricas  empezaremos a montar las claras hasta que el merengue esté listo, para saber si está listo se tienen que formar picos en su superficie al levantar las varillas.
El tiempo que tardaremos en crear este merengue puede andar alrededor de unos 10 minutos o hasta que el merengue este frio.
Una vez tengamos el bizcocho listo cogeremos una manga pastelera con una boquilla redonda  y la rellenaremos de merengue para hacer picos sobre el bizcocho, cuando tengamos toda la parte superior lista espolvorearemos un poco de azúcar glass y con ayuda de un soplete quemaremos un poco el merengue.
Listo para comer.

                                                      ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

martes, 26 de mayo de 2015

Pollo con Azafrán y tomillo.

Hay que reconocerlo, el pollo es la carne que más solemos gastar, además de que es la que más variedad de recetas tiene, y que queréis que os diga, en todas queda estupendo, es una carne superagradecida. 
Hoy os traigo una receta de lo más sencilla, es una de esas en las que pones todos los ingredientes y la dejamos hacer despacito, desde ya os digo que queda muy rico, me encanta.
Bueno, vamos a empezar con la receta. 
Ingredientes: Para 4 personas
1kg       Pollo
200gr   Pimiento rojo
180gr   Cebolla
200gr   Tomate natural
3           Dientes de ajo
2gr       Tomillo
100ml   Aceite de oliva
500gr   Patatas menudas
Azafrán en hebras
Aceite de oliva
Pimienta
Sal
Preparación:
Lavamos el pimiento y le quitaremos las semillas del interior para picarlo en bastones de más o menos medio centímetro de grosor, reservamos.
La cebolla la peláramos y la picaremos en gajos no muy grandes, el tomate lo lavaremos y lo picaremos de la misma forma, reservamos.
Lo ajos lo pelaremos y los picaremos en láminas.
El pollo lo cortaremos en trozos pequeños, le dejaremos la piel.
Ponemos una olla al fuego, a fuego medio, cuando este caliente añadiremos el aceite, el pimiento, la cebolla, el pollo, los tomates, los ajos y el tomillo, salpimentamos, removemos todo y bajamos el fuego, a fuego bajo, tapamos la olla y dejamos cocer.
Transcurridos 35 minutos añadiremos las patatas y una pizca de azafrán, volvemos a tapar y dejaremos cocer hasta que las patatas estén tiernas, yo lo deje en total 1 hora y 15 minutos, este tiempo depende también del tipo de tomate que utilicemos, si tiene más o menos agua, tenemos que apartar el pollo cuando prácticamente desaparezcan los jugos de las verduras.
Una vez estén tiernas las patatas retiremos del fuego y dejaremos reposar.
Listo para comer.

                                                    ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

jueves, 21 de mayo de 2015

Muffins de calabacín y piña.

Llego justo para la hora de la merienda .... Ya hemos comprobado que los dulces hechos con verduras quedan muy ricos y jugosos, bueno, pues yo hoy quiero dejaros estos muffins. 
En mi caso es la primera vez que uso el calabacín para un postre y la verdad es que he quedado muy satisfecha, quedan muy buenos, seguro que probaré algún otro postre con esta verdura. Para mi antes esto de poner verduras en los dulces me parecia algo raro, siempre pensé que no estarían muy buenos, pero reconozco que estaba aquivocada, he probado con calabaza, zanahoria y este último, con calabacín, no sabría decir cual me gusta más. Vamos una idea estupenda lo de la verdura en los dulces, además así hacemos que los niños comán sin quejarse, jeje.
Venga, vamos con la receta.
Preparación:
Ponemos a precalentar el horno a una temperatura de 180º sin ventilador.
Nos prepararemos nuestra bandeja de horno con los moldes y las capsulas.
En un bol tamizaremos la harina junto con la levadura, el bicarbonato, la canela, la nuez moscada y el cacao, una vez lo tengamos todo tamizado lo mezclaremos bien, reservamos.
Ahora cogeremos el calabacín, lo lavaremos bien, lo secamos y con ayuda de un rallador lo rallaremos lo más fino posible, reservamos.
Cogemos el bol donde tenemos la harina y le añadiremos los 2 huevos y el azúcar. Con ayuda de unas varillas mezclaremos bien hasta que todos los ingredientes se hayan humedecido.
Cogemos la piña y la picaremos en trozos pequeños para añadirla al bol, también añadiremos el aceite, volvemos a batir para que se incorporen bien los ingredientes.
Por último añadiremos el calabacín, mezclamos bien y ya podemos rellanar nuestras capsulas, estas las llenaremos unas tres cuartas partes.
Cuando tengamos todas las capsulas rellenas meteremos la bandeja en el horno y la dejaremos cocer durante 25 minutos.
Cuando pase este tiempo para comprobar que están hechos pinchamos con un palillo en el centro del muffins  y si sale limpio está listo, de lo contrario déjalo unos minutos más.
Cuando estén listos los sacaremos del molde y las dejaremos enfriar.
A la hora de servirlos le podemos espolvorear un poco de azúcar glass por encima.
Listos para comer.

                                                       ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

martes, 19 de mayo de 2015

Pulpo al ajillo

Ya por las horas que son tendría que decir buenas noches, se que hoy no es el día en el que suelo publicar, pero es que desde hoy en adelante solo publicaré los martes y jueves, ando un poco liada y me es imposible, la verdad es que no me gusta nada tener los blog de mis amigas blogueras tan descuidados y que todos los que me seguís a diario estéis esperando una receta que no llega, así que vamos ver si con dos días puedo coger el hilo. 
Dicho esto, vamos con esta sencilla receta que por lo cortita que es ya sabréis que es muy sencilla, además es un clásico en las tapas de pulpo, a mi marido y a mi nos encanta, mis hijos ni olerlo, ellos se lo pierden, con lo rico que está, estos niños de hoy no saben comer.
Empecemos con el pulpo. 
Ingredientes: Para 4 personas
800gr   Pulpo
250ml   Vino blanco
2           Hojas de laurel
4           Dientes de ajo
Aceite de oliva
Pimienta
Sal         
Preparación:
Usaremos un pulpo que habremos tenido congelado minimo una semana, ahoral lo cogeremos y lo picaremos en trozos no muy grandes.
Ponemos una sartén al fuego, a fuego medio, cuando este caliente añadiremos  un fondo de aceite generoso, el pulpo, las hojas de laurel y salpimentamos, removemos todo bajamos el fuego a fuego medio bajo, tapamos y dejaremos durante 25 minutos, en este tiempo removemos el pulpo al menos dos veces.
Pasado este tiempo añadiremos el vino, volvemos a tapar y lo volveremos a dejar otros 30 minutos más.
Transcurridos los 30 minutos observaremos que le falta poco para quedarse sin aceite, en ese momento cogeremos los dientes de ajo los pelaremos  los picaremos en láminas finas y los añadiremos, rectificaremos el punto de sal y dejamos sofreír durante 2 minutos más para poder retirar la sartén del fuego.
Listo para comer.

                                                  ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.