viernes, 2 de diciembre de 2016

Corona con trocitos dulces.

Esta receta tendría que estar publicada desde ayer y fijaros cuando llego, pero que os voy a decir que vosotr@s no sepáis, que hay veces que no se llega y listo. 
Este tipo de dulce con frutas escarchadas suele ser típico de las fechas navideñas, ni que decir tiene que le podéis poner las frutas que más os guste, lo que sí que os aconsejo es que le pongáis el jengibre, le queda muy bien, le da un toquecito especial. 
Como iréis viendo no tiene dificultad ninguna, quizás lo más largo es el tiempo de cocción, pero vamos que tampoco es que haya que esperar horas.
Venga os dejo con la receta que ya va siendo hora.
Feliz finde¡¡¡
Ingredientes:
150gr
Frutas  y jengibre escarchados
50gr
Nueces y almendras
190gr
Mantequilla sin sal
225gr
Azúcar blanca
225gr
Harina de trigo
½
Vaina de vainilla
35ml
Ron
5
Huevos
16gr
Levadura en polvo “Royal”
2gr
Sal
Preparación:
Pondremos a precalentar a una temperatura de 220º sin ventilador.
Para esta receta necesitaremos que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Cogemos todas las frutas escarchadas y las picaremos en trocitos pequeños, yo use piña, pera, fresas, calabaza, kiwi y jengibre, cuando las tengamos todas picadas reservaremos juntos.
Las nueces y las almendras las picaremos también en trozos pequeños, reservamos.
En un bol cascaremos los huevos y separamos las claras de las yemas.
Las claras las montaremos a punto de nieve.
La vaina de vainilla la abriremos por la mitad y con ayuda de la punta de un cuchillo abrimos una de las mitades y rasparemos las semillas, estas las añadiremos al cuenco de las yemas, en este cuenco añadiremos la sal y el azúcar, lo batimos con ayuda de unas varillas eléctricas o a mano hasta que quede cremoso.
Ahora continuamos añadiendo la mantequilla, volvemos a mezclar.
Cuando la mantequilla esté bien integrada añadiremos las frutas y los frutos secos, mezclamos otro poco  y añadimos el ron, volvemos a mezclar.
Con ayuda de un colador grande tamizaremos la harina y la levadura en este mismo bol, mezclaremos todo bien y por ultimo  añadimos las claras, estas las iremos mezclando con ayuda de una lengua y con movimientos suaves para que no se nos bajen mucho.
Con tengamos lista toda las masa la pondremos en el molde, el cual lo habremos enharinado con mantequilla o con spray antiadherente, para esta receta he utilizado un molde de 22 centímetros de diámetro.
Ahora la metemos en el horno a una temperatura de 220º y lo dejaremos 5 minutos, pasado ese tiempo bajaremos el horno a una temperatura de 170º y dejaremos entre 35 y 40 minutos.
Pasa el tiempo sin sacar el molde del horno comprobaremos que está listo, con ayuda de un picho de cocina o con un comprobador de bizcochos pincharemos en el centro si sale limpio está listo de lo contrario lo dejaremos unos minutos más.
Una vez listo lo sacamos y dejamos entibiar, cuando el molde este tibio lo desmoldaremos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Listo para comer.

                                                   ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.