martes, 23 de mayo de 2017

Rosquillas de pan.


Hace ya algún tiempo que no publico recetas de pan, sabemos que nunca falta en nuestras mesas y que hay una gran variedad de panes diferentes. En mi caso yo soy de panes blanditos, me encanta, no es que un pan con una buena corteza no me guste, que si que me gusta, pero si me ponen delante uno tierno y otro con una buena corteza, yo me quedo con el tierno. La mayor parte, por no decir todos los que yo he publicado hasta ahora son tiernos, unos solos, otros aliñados o rellenos pero tiernos.
En la receta de hoy le ha tocado a unas rosquillas, sabemos que lo de comer bocatas no se debe de hacer mucho, pero si que es cierto que de vez en cuando apetece darse un gusto y estas rosquillas son geniales para rellenarlas de lo que queráis, eso queda a vuestra elección, yo os dejo la receta de lo principal que espero que os guste.
Venga, toca meter las manos en la masa.
Feliz semana¡¡
Ingredientes: Para 4 unidades         
Para masa madre

75gr
Harina de trigo
100ml
Agua
8gr
Levadura seca de panadería
Para las rosquillas

425gr
Harina de trigo
190ml
Agua
30gr
Leche en polvo
50gr
Manteca de cerdo
10gr
Sal
Preparación:
Lo primero que haremos en esta receta será preparar la masa madre, cogemos un cuenco pequeño y añadiremos la harina, la levadura y el agua, removemos bien, tapamos con un film transparente y dejamos reposar durante 40 minutos en el sitio más cálido que tengamos.
Transcurridos los 40 minutos empezaremos a preparar la masa de las rosquillas, cogemos un bol grande y pondremos la harina, la leche en polvo, la manteca y la sal, hacemos como una especie de volcán en el centro y añadiremos el agua y también añadiremos el contenido del cuenco, con ayuda de una cuchara de madera empezaremos a mezclar todo y cuando ya no puedes con la cuchara lo haremos con las manos hasta que se despegue toda la harina de las paredes del bol, ahora espolvoreamos un poco de harina sobre la barra de la cocina y pondremos la masa sobre ella empezaremos a trabajarla durante al menos 10 minutos.
Transcurridos los 10 minutos de amasado haremos una bola y la pondremos en el cuenco, tapamos con un trapo o film transparente y la dejamos reposar 30 minutos en el sitio más cálido que tengamos.
Pasado los 30 minutos sacaremos la masa, ponemos unas gotas de aceite sobre la barra de la cocina y volveremos a  amasar un poco la masa y haremos cuatro partes iguales  que serán unas porciones de unos 195 gramos cada una.
Ahora cogemos cada porción y haremos bolas con ellas, una vez tengamos la bola bien formada la aplastaremos y con el dedo le haremos un agujero en el centro, yo me ayude con una vaso pequeño, lo puse en el centro y de esa manera le pude dar bien la forma por fuera, cuando tengamos la rosca bien formada pondremos un poco de harina en la bandeja que tengamos pensado hornear y ponemos las roscas, tapamos y volvemos a dejar reposar entre 40 y 60 minutos.
Cuando falte poco para que pase el tiempo de fermentación pondremos a precalentar el horno a una temperatura de 220º sin ventilador, en la base del horno pondremos otra bandeja con unos trapos bien empapados en agua.
Transcurrido el tiempo de fermentación y el horno caliente meteremos las rosquillas en el horno y bajaremos este a una temperatura de 200º para dejarlas cocer durante 20 minutos.
Pasado el tiempo sacaremos del horno las pondremos sobre un trapo de cocina para dejarlas enfriar un poco.
Ya solo falta el relleno que esto es a gusto de cada uno.
Listas para comer.


                                                   ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.