viernes, 24 de marzo de 2017

Tarta de manzana y pasas.

La manzana es una de las frutas que más se suele usar en postres, para mi gusto, queda muy rica tanto en tartas como preparada sola, no me olvido que en salado también queda genial. Si te pones a buscar receta con esta fruta te vuelves loca, hay una infinidad de recetas y todas diferentes. 
Esta tarta tenía muchas ganas de prepararla, más que por mi, por mi marido, no la había probado nunca, pero cada vez que la veía por televisión me decía.... (me encantaría probarla) pues ala a hartarse, jeje. La había visto en muchos programas de televisión, revistas y blog, bueno, pues por fin me decidí con esta, la encontré en uno de los tantos libros de cocina que hay en mi casa...lo de los libros y las revistas es un vicio, no puedo pasar por donde los venden, jeje....a lo que iba, la encontré en uno de los libros y me gusto cuando la vi, pero es que cuando la probé, me gustó mucho más.
En esta tarta lo que yo veo más complicado (en lo que se refiere a mis manazas, osea, mis manos, jeje) es colocar la masa y darle forma a los filos, soy un desastre para adornarlos, se me da de pena, por lo demás, ya la veréis, no es nada complicada. Dicho esto vamos al lío que ya toca....marchando la receta de la tarta.
Buen fin de semana¡¡¡

Ingredientes:  
1kg
Manzanas variedad Golden
100gr
Mantequilla sin sal
60gr
Pasas sultanas
90gr
Azúcar blanca
60gr
Azúcar moreno
50ml
Ron
2gr
Canela molida
1
Huevos
2
Láminas de masa quebrada
Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 200º sin ventilador.
Cogemos un cuenco pequeño y ponemos las pasas en remojo con el ron.
Nos preparamos un bol grande, lo llenamos de agua y le ponemos unas gotas de limón.
Ahora pelamos las manzanas y las vamos introduciendo en el bol donde tenemos el agua con unas gotas de limón para que no se oxiden.
Cuando tengamos todas peladas las iremos sacando una a una y las picaremos en trozos de todos de 2x2 centímetros.
Ponemos una sartén al fuego a fuego medio, añadimos la mantequilla, cuando se haya derretido prácticamente toda iremos añadiendo los trozos de manzana.
Estas las sofreiremos a fuego medio durante 15 o 20 minutos removiéndolas de vez en cuando.
Pasado ese tiempo añadiremos los dos tipos de azúcar, la canela y las pasas junto con el ron, seguiremos haciéndolo durante 15 minutos más.
Transcurrido ese tiempo retiramos del fuego, tapamos la sartén y dejamos entibiar.
Cogemos un molde desmoldadle de 20 centímetros de diámetro, le ponemos una lámina de papel vegetal, doblaremos bien la hoja por la base y por los lados para que no se nos queden muchas arrugas.
Una vez listo ponemos una base de masa cubriendo la base y los lados hasta arriba del molde, quitamos la masa que nos sobre.
Seguidamente  pondremos el relleno, por ultimo cubrimos con la otra lámina  de masa.


En un cuenco pequeño batimos el huevo y con ayuda de un pincel untaremos alrededor de la masa que tapa y por el resto que queda por los lados, después doblaremos la masa que sobra por los lados y la pegamos sobre la que cubre dándole forma.
Con la masa que nos sobra podéis adornarla como queráis, en mi caso le puse una estrella en el centro.
Una vez lista pintaremos toda la masa con huevo por encima y practicaremos en corte en el centro de la tarta,  metemos en el horno que ya lo tendremos caliente y lo dejamos durante 20 minutos a 200º.
Transcurridos los 20 minutos bajaremos la temperatura a 180º y lo dejaremos otros 25 minutos más.
Pasado ese tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar en el mismo molde.
Cuando ya esté fría la desmoldaremos y le quitamos el papel vegetal, la ponemos sobre la bandeja que tengamos pensado presentarla y le espolvoreamos un poco de azúcar glass por encima.
Lista para comer.

                                                    ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.