lunes, 29 de octubre de 2018

Tarta de queso con crema agria, chocolate y galletas.

Esta semana esta todo el mundo en revolución, se acerca halloween, se nos avecina la noche del terror, para divertirse y pasarlo bien para algunos, y para otros el día señalado del almanaque para recordar aún más a nuestros seres queridos, esos que por desgracia ya no están con nosotros. 
Dejemos la parte triste a un lado y disfrutemos a alegre, de como disfrutan los niños y mayores de la noche de las chuches, al final es a por lo que se sale 😊 los peques sobre todo disfrutan de lo lindo con sus disfraces y tocando de puerta en puerta para ver quien consigue más caramelos😃esa noche empacho seguro, si o si.
Bueno, mi receta de hoy no es de halloween, eso si, es dulce para ir un poco acorde con estos días. Esta tarta es para galochos, el chocolate abunda y las galletas también, que más se puede pedir, calorías a rebosar, fuera dieta si quieres disfrutar de un trozo, luego una buena caminata y un día de verduras y volvemos a empezar 😃 es lo que nos toca.
Venga, os dejo con la receta y espero que paséis un feliz halloween...no comáis muchas chuches 😊
Feliz semana¡¡¡
Ingredientes:
Ingredientes para la base

110gr
Galletas de chocolate
65gr
Mantequilla sin sal
25gr
Pepitas de chocolate negro
Ingredientes para el relleno

350gr
Queso de untar tipo (Philadelphia)
150gr
Crema agria
100gr
Galleta (Harlekin pochet)
65gr
Azúcar blanca
25gr
Harina de todo uso 
3
Huevos L
1
Cucharada sopera de extracto de vainilla
Ingredientes para la cubierta

230ml
Nata de repostería 35%
160gr
Chocolate cobertura
3
Galletas para adornar
Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 170º.
Preparamos un molde desmoldadle de 17 centímetros con una base de papel vegetal y un poco de spray antiadherente por los lados, reservamos.
Todos los ingredientes que utilizaremos en esta receta los tendremos a temperatura ambiente.
Empezamos preparando la base. En una picadora o robot de cocina  pondremos las galletas partidas en trozos, la mantequilla en punto de pomada y las pepitas de chocolate, lo picamos todo hasta que los ingredientes se integren bien.
Ahora lo pasamos todo a nuestro molde y con ayuda de una cuchara o la base de un vaso plano lo prensamos todo hasta que quede una base compacta y plana, metemos el molde en la nevera.
Ahora prepararemos el relleno, cogemos un bol y pondremos el queso, la crema agria, el azúcar y la vainilla, con ayuda de unas varillas eléctricas o a mano, lo batiremos todo hasta que quede una crema fina.
Toca añadir los huevos, los cascamos sobre la crema y batimos bien hasta que se integren.
En el mismo bol y con ayuda de un colador grande tamizaremos la harina y volvemos a batir.
Picamos sobre una tabla los 100gr de galletas en trozos no muy pequeños y los añadimos a la mezcla anterior y con ayuda de una lengua mezclaremos.
Sacamos nuestro molde de la nevera,  ponemos el relleno del bol y lo metemos en el horno en ese momento bajaremos el horno a una temperatura de 150º y dejamos hacer la tarta entre 50 o 55 minutos.
Pasado ese tiempo debería estar lista.
Para comprobarlo podéis sacudir los lados del molde con una cuchara de palo si observamos que el centro nos tiempla es porque nos faltan unos minutos, también podéis pincharla con la punta de un cuchillo hasta llegar a la galleta si al sacarlo sale limpio ya la tendríamos lista.
La dejamos reposar unos 5 minutos fuera y después la metéis en la nevera y la dejaremos un mínimo de 5 horas.
Para la crema de chocolate pondremos un cazo al fuego con la nata, sobre una tabla picamos el chocolate en trozos pequeños y los ponemos en un cuenco.
Cuando la nata empiece a hervir la añadimos sobre el chocolate y con ayuda de unas varillas manuales mezclamos hasta que se disuelva por completo.
Ahora sacamos nuestra tarta de la nevera, los lados de la tarta de queso se habrán separado del molde, desmoldamos y cubrimos los lados con una lámina alta de acetato, pegamos las puntas con un poco de fiso por el exterior y volvemos a poner el molde.
Ya listo vamos a poner el chocolate, lo ponemos todo, metemos en la nevera unos dos minutos.
Volvemos a sacar el molde de la nevera, partimos las galletas esquinadas y las colocamos sobre la tarta.
La forma a vuestra elección, volvemos a meter en la nevera.
Lista para comer.

¡Buen provecho!  
También te puede interesar.