martes, 4 de julio de 2017

Pastelitos de mora con buttercream de vainilla.

Esta semana pasada hemos estado de ferias en El Ejido y he estado un poco desconectada, también he estado liada detrás de mi hija buscando el nuevo piso para el curso que viene, bueno, yo más bien he estado para dar opinión, aunque al final se acaba cogiendo el que ella quiere....¿te gusta mama?.....si, jeje...y para estar de conductora de un lado para otro...nada, es lo que toca.
Estamos en julio y ya much@s no estamos muy encima de las redes, más que nada porque se sale más con las vacaciones fuera, la playa, el tapeo en la terracita por la noche al fresquito, total, menos en casa en cualquier parte, jeje. Con todo esto lo que os quiero decir es que esta será mi última receta hasta septiembre, que toca el descanso veraniego de cada año y que seguiremos a la vuelta como cada septiembre.
Para despedirme he querido dejaros una receta dulce que aunque me guste el salado vosotr@s ya sabéis que yo tiro  más para el azúcar. Estos pastelitos son sencillos de preparar y son estupendos para acompañar el café de la tarde en alguna de las reuniones que tendremos seguro en estos meses, espero que os gusten.
Lo dicho, nos vemos a la vuelta...que tengáis un feliz verano¡¡¡....que lo disfrutéis mucho ¡¡¡¡ 
Feliz vacaciones para tod@s¡¡¡¡
Os echaré de menos....muchos besos¡¡¡¡
Ingredientes:
225gr
Harina de trigo
125gr
Moras frescas
190gr
Mantequilla sin sal
225gr
Azúcar blanca
10gr
Levadura en polvo “Royal”
50ml
Leche
5
Huevos
1gr
Sal
Vainilla bourbón molida

Mermelada frutas del bosque

Para la buttercreme

170gr
Mantequilla
220gr
Azúcar glass
1
Cucharada de postre de extracto de vainilla
Colorante alimentario violeta
Preparación:
Para esta receta tendremos todos los ingredientes a temperatura ambiente.
Pondremos el horno a precalentar a una temperatura de 200º sin ventilador.
En esta receta necesitaremos un molde desmoldadle de 28x18 centímetros, en la base le pondremos papel vegetal y por los lados le pondremos spray antiadherente o mantequilla y harina para evitar que se pegue.
En un bol cascaremos los huevos y separaremos las yemas de las claras, las claras con ayuda de unas varillas las levantaremos a punto de nieve y reservamos.
En el bol donde pusimos las yemas añadiremos el azúcar y la mantequilla, lo batiremos todo con ayuda de unas varillas eléctricas hasta formar una crema, seguidamente pondremos un poco de vainilla bourbon molida y la leche.
Volvemos a mezclar todo, cuando tengamos la leche bien integrada cogeremos un colador y tamizaremos la harina, la levadura y la sal sobre el contenido que tenemos, cuando lo tengamos todo tamizado volveremos a mezclar todo bien.
Ahora podremos las moras y con ayuda de un tenedor las machacaremos un poco, no mucho, lo que buscamos es que nos queden trocitos.
Por último y con ayuda de una lengua y con movimientos envolventes iremos mezclando las claras que tenemos levantadas.
Una vez tengamos todas las claras añadidas y bien mezcladas añadiremos la masa al molde que tenemos preparado.
Ahora metemos el molde en el horno y lo dejaremos 10 minutos a 200º, pasados los 10 minutos bajaremos el horno a una temperatura de 180º y lo dejaremos cocer entre 30 y 35 minutos.
Pasado ese tiempo comprobaremos si esta cocido, con ayuda de un pincho de cocina o un cuchillo pincharemos en el centro, si sale limpio es que esta listo de lo contrario lo dejaremos unos minutos más.
Si está listo lo sacaremos del horno y lo dejamos entibiar unos 10m, cuando este tibio lo desamoldaremos y lo dejaremos terminar de enfriar sobre unas rejillas.
Cuando lo tengamos bien frío le cortaremos los filos y luego en porciones, sacaremos doce. Ahora prepararemos la buttercream.
Ponemos en un bol la mantequilla y el azúcar glass, con ayuda de unas varillas eléctricas lo batiremos todo hasta que blanquee la mantequilla, después añadiremos el aroma de caramelo, batimos un minuto más.
A la hora de adornarla cogeremos una manga pastelera, le pondremos la boquilla, yo he utilizado una boquilla de las llamadas rusas. Para darle color he pintado con ayuda de una brocha o pincel el interior de la manga haciendo unas rallas.
Después ponemos la buttercream dentro de la manga y ya la tenemos lista para decorar. A la hora de decorar con estas mangas iremos haciendo pequeños movimientos arriba y abajo para que nos haga hondas, por último adornamos con unas moras.
Listos para comer.

                                                ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

martes, 27 de junio de 2017

Croquetas de jamón serrano.

Por la estación en las que estamos nos apetece más salir con la fresca a las terrazas y tomarnos algo bien fresquito con algo de picar. Cierto es que nos apetecen los platos fríos pero siempre están nuestras clásicas tapas y pinchos que nos apetecen en cualquier época o estación. Entre este tipo de tapas, pinchos, etc, entran nuestras estupendas croquetas, las clásicas que nunca fallan, da igual del sabor que sean, quedan estupendas. 
Dicho esto, seguro que no tenéis la menor duda de que hoy tocan croquetas en la receta, jeje.... para comer, picar, para cuando os apetezcan, siempre van bien, no conozco a nadie que no les gusten, son irresistibles. Estas de hoy son las clásicas de jamón, quedan muy rica, no las puedo hacer mucho, no da tiempo a terminar de freírlas, se las comen a base de soplar, jeje.
Venga, vamos de tapas¡¡
Feliz semana¡¡
Ingredientes: Para 18 unidades
90gr
Jamón serrano
40gr
Puerro
35gr
Cebolla
300ml
Leche 
80gr
Harina de trigo
200gr
Caldo de carne
1
Diente de ajo
2
Huevos
Pan rallado

Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Preparación:
Lo primero que haremos será limpiar el puerro, la cebolla la pelaremos y la picamos en trozos, el ajo lo pelaremos y pondremos todos estén ingredientes en vaso de la picadora y picamos todo junto, reservamos.
El jamón lo partiremos en trozos no muy grandes y también lo pasamos por la picadora para que nos quede más parejo.
Ponemos una sartén al fuego a fuego medio, cuando este caliente le ponemos un fondo de aceite, a continuación añadiremos las verduras, salpimentamos y las sofreiremos durante 6 minutos.
Pasado ese tiempo añadimos el jamón, removemos todo y lo sofreiremos 2 minutos, para poder añadir la harina, removemos todo y volvemos a dejar otros 2 minutos más sofriendo la harina para quitarle el sabor a  harina cruda, durante estos minutos estaremos removiéndola.
Transcurridos los dos minutos añadiremos los dos líquidos, volvemos a mezclar hasta que todo se integre bien.
Seguiremos removiendo hasta que la masa espese y se despegue de la satén, si es así retiramos del fuego y la ponemos en la bandeja donde la vamos a dejar enfriar.
Una vez colocada en la bandeja y para que no nos crie costra la masa la cubriremos con film transparente pero este tiene que estar tocando la masa.
Una vez fría la masa prepararemos dos platos en uno pondremos el pan rallado y en el otro cascaremos los dos huevos, le ponemos una pizca de sal  y los batiremos bien, no nos pasaremos mucho con la sal ya que las croquetas son de jamón.
Ahora con ayuda de una cuchara o con nuestras manos bien limpias iremos formando las croquetas, después las pasaremos primero por el huevo y a continuación por el pan rallado.
Estos pasos los repetiremos hasta acabar con toda la masa.
Ponemos a calentar la freidora o una sartén con abundante aceite, cuando este caliente añadiremos las croquetas por tandas y las dejaremos hasta que se doren. A la hora se sacarlas las pondremos en un plato al cual le habremos puesto papel para que absorba el exceso de aceite.
Una vez tengamos todas las croquetas listas las dejaremos entibiar.
 Listas para comer.

                                                      ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

sábado, 24 de junio de 2017

Bizcocho de Mascarpone y Nutella.

Ya he dicho que soy muy galocha más de una vez, entre una de mis galocherias preferidas se encuentra esta crema, es mi preferida, la nutella, la compro porque a mis hijos también les gusta mucho, pero no os voy a mentir, de vez en cuando cae alguna rebanada de pan untada con esta crema, que le voy a hacer, la fe es mucha pero la fuerza de voluntad para estas cosas es muuuuyyyy pequeñita, jeje.
Bueno, pues no teniendo bastante con la crema y por si fueran pocas las calorías, se le pone también el mascarpone...ya se, después de un trozo hay que irse a picar con pico y pala, jeje, que queréis que os diga, un dulce no le amarga a nadie y hay que darse alguna alegría para el cuerpo.
Dejando los remordimientos a un lado, este bizcocho me ha encantado, ya lo había visto algunas veces por youTube, hay varias versiones, yo opte por esta con algún pequeño cambio. No hay mucho más que decir, hay que probarlo.
Vamos al lío¡¡
Feliz finde para todos¡¡¡
Ingredientes:  

250gr
Harina de trigo
250gr
Queso mascarpone
200gr
Azúcar blanca
9gr
Levadura royal
3
Huevos
50ml
Leche
200gr
Nutella y alguna más extra
Vainilla bourbon molida

Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 180º.
Para esta receta tendremos todos los ingredientes a temperatura ambiente.
Cogemos un bol y en el cascaremos los huevos y añadiremos el azúcar, con ayuda de unas varillas eléctricas o con unas varillas de mano mezclaremos todo bien hasta que espume un poco.
A continuación añadiremos el queso, la leche y la vainilla, seguiremos batiendo bien hasta que el queso este bien integrado y no nos deje bolitas.
Ahora con ayuda de un colador tamizaremos sobre nuestra mezcla la harina y la levadura, volvemos a mezclarlo todo bien.
Para este receta yo he utilizado un molde de 20 centímetros de diámetro, lo prepararemos de la siguiente manera en la base le pondremos papel vegetal  y por los lados le pondremos spray antiadherente o le untamos mantequilla y harina.
Una vez tengamos el molde listo le añadiremos la masa que tenemos en el bol y la repartiremos bien por el fondo y por ultimo le pondremos la nutella por encima, seguidamente meteremos el molde en el horno para dejarlo cocer durante 45 minutos.
Transcurridos los 45 minutos abriremos el horno y sin sacar el molde comprobaremos que está listo, cogemos un pincho o un cuchillo y pincharemos en el centro, si sale limpio está listo de lo contrario lo dejaremos unos minutos más.
Cuando este listo lo sacamos del horno y lo dejamos entibiar en el mismo molde.
Una vez este tibio lo desmoldaremos y lo dejaremos enfriar del todo sobre unas rejillas.
Cuando lo habéis sacado del horno habréis comprobado que se suele agrietar la nuetella, yo cuando lo saco y lo pongo sobre la rejillas y estando templado le suelo poner más nutella  para cubrir las grietas, esto es opcional.
Listo para comer.

                                                   ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

martes, 20 de junio de 2017

Pesto de pimientos asados.

Madre mía, yo no se vosotr@s pero yo es que no tengo ganas ni de mirarme al espejo, estoy agotada todo el día, supongo que es por la calor, luego me diréis que me quejo sin motivos, menudas temperaturas nos están cayendo este año, horroroso.
Bueno, con estos días queremos comidas rápidas y sin muchas complicaciones, los platos de pasta son unos de esos en los que no hay que echar muchas horas y más si los hacemos con un pesto como este que es rápido y fácil de hacer, con unos buenos espaguetis van genial.
Hoy no os voy a calentar mucho la cabeza porque la verdad es que con esta receta hay muy poco que explicar, solo espero que es guste y que la probéis.
Marchando receta¡¡¡
Feliz semana¡¡
Ingredientes:
210gr
Pimientos rojos asados
20gr
Avellanas crudas
2
Dientes de ajo
4gr
Pimentón ahumado dulce
6gr
Hojas de albahaca
Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Preparación:
Pelamos las avellanas, cuando las tengamos todas  pondremos un cazo al fuego con agua, cuando empiece a hervir meteremos las avellanas y las dejaremos cocer entre 4 y 5 minutos, lo suficiente para poder quitarles la piel, las sacaremos del cazo y le quitamos la piel, no tendremos que dar prisa porque tiene que ser en caliente, como se te enfríen no podrás quitarle la piel.
Una vez listas pondremos una sartén al fuego a fuego medio, cuando este cliente añadiremos las avellanas y las tostaremos unos 2 minutos hasta que las veáis  doraditas, en ese momento las retiramos del fuego y las dejamos enfriar.
Mientras pelaremos los ajos y los picaremos en trocitos pequeños.
En el cuenco de la picadora pondremos los pimientos, la albahaca y las avellanas, de momento no haremos nada más, reservamos.
Ahora vamos a poner una sartén al fuego a fuego medio, cuando este caliente pondremos un buen chorreón de aceite, en este caso seremos un poco generosos, seguidamente añadimos el ajo y lo sofreímos, cuando este casi listo añadiremos el pimentón, le damos unos segundos para que no se nos queme, retiramos del fuego y directamente lo añadiremos al cuenco de la picadora con los demás ingredientes, salpimentamos y lo picamos todo, no lo picaremos demasiado queremos que nos queden algunos trozos.
Este pesto con la pasta queda genial.
Listo para comer.

                                                   ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.