viernes, 15 de diciembre de 2017

Arroz con Rape, Pulpo y Gambones.

Madre mía, este año creo que soy la única que sigue en plan apagado con la navidad, me lo estoy tomando con demasiada tranquilidad, luego me pillará el toro y iré al corre que te pillo, jeje. 
Para seros sincera no es que me apetezcan mucho estas fechas, son días de ir de un lado para otro, de comer y beber más de lo que debemos, y al final de cada reunión acabamos fatigados de tanto probar comidas, dulces, etc... lo bueno de estos días, eso sí, es estar con la familia y amigos que no ves tan a menudo como una quisiera.
Bueno, como podéis ver sigo en plan normal, nada de fotos navideñas y por lo que veo la única con olor a navidad que pondré será la de la semana que viene. Hoy os traigo un arroz que viene bien para cualquier época del año, como ya he dicho alguna vez, los platos se vuelven navideños cuando los presentamos en nuestras mesas los días de navidad, lo bonito y típico de esos días no es la comida, sino que los platos que preparas para ese día se disfruten con las personas que quieres.
Siguiendo con la receta, deciros que es muy sencillito de hacer, y que esta muy rico. Siento mucho el como se ven las fotos, son algo borrosas, tuve un problema con la cámara, pero la verdad, no quería dejar de publicarlo porque que esta muy bueno, me gusto mucho, es de los que he vuelto a repetir, la pena es no darme cuenta de que las fotos estaban mal, las podía haber hecho otra vez, pero en fin.
Venga, os dejo con la receta... nos leemos la semana que viene.
Feliz fin de semana¡¡¡
Ingredientes: Para 4 Personas          
360gr
Arroz Bomba
200gr
Pulpo
900gr
Rape
250ml
Vino Blanco
160gr
Tomate natural
80gr
Pimiento baby
75gr
Cebolla
12
Gambones
3
Dientes de ajo
2
Hojas de laurel
Un pellico de azafrán en hebras

Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Preparación:
Pelamos los gambones, le quitamos el intestino a las colas y con las carcasas y las cabezas de los gambones hacemos un caldo con 800ml de agua. Lo hervimos 10 minutos a fuego vivo, pasado ese tiempo apartamos, chafamos un poco las cabezas con ayuda de una cuchara o cucharon, después colamos y reservamos el caldo.
El rape si lo compramos ya limpio, por un lado reservamos su carne y en otra olla pondremos la cabeza, la raspa y volvemos a añadir otros 800ml de agua. Dejamos todo cocer a fuego medio durante 15 minutos, después colamos y reservamos.
Picamos el pulpo en trocitos pequeños para que cueste menos su cocción, reservamos.
Lavamos, pelamos y cortamos toda la verdura en trocitos pequeños lo reservamos por separado.
Empezamos poniendo una paellera o sartén, lo dejo a vuestra elección, a fuego medio, cuando este caliente añadiremos un fondo de aceite y seguidamente añadimos el pimiento, la cebolla, el pulpo, el laurel y salpimentamos.
Todo esto lo dejamos durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
Ahora continuamos añadiendo el tomate, lo dejamos hacer otros 6 minutos más, para después poner el ajo y el azafrán, removemos y dejamos sofreír durante 5 minutos más, siempre sin dejar de remover para que no se nos queme.
Toca añadir el vino, remover y tapar, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que el vino reduzca por completo, en mi fuego ha sido entre 20 y 25 minutos.
Ya reducido por completo ponemos el arroz, subimos el fuego a fuego medio y lo sofreímos durante 2 minutos, removiendo de vez en cuando.
Pasado ese tiempo unimos los dos caldos que teníamos reservados y de ellos cogeremos 1 litro, en mi caso fue lo que necesite para que cociera, ya sabéis que la cocción del arroz depende del agua, del arroz, etc. Rectificamos el punto de sal y lo dejamos hacer hasta que este a vuestro gusto porque también depende de que os guste más hecho o menos hecho.
En los 5 últimos minutos añadiremos la carne del rape y cuando falte1minutos para terminar añadiremos las colas de gambón, después retiramos del fuego y lo dejamos reposar durante 5 minutos.
Listo para comer.

                                                 ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Cheesecake de Chocolate.


Ya se que llegan las fechas navideñas y que lo más apropiado serian platos para esas cenas y comidas que todos tenemos previstas para esos días, pero la verdad es que llevo tal atraso en las recetas que no tengo escritas las que debería, jeje, soy un puro desastre. Para seros sincera tampoco es que tenga unos platos típicos o tradicionales para esos días, lo mismo me viene bien un pescado, que una carne o que un plato de verdura, en definitiva esos días son para reunirse con la familia y pasarlo bien todos juntos, ya que muchas veces nuestro estres de vida no nos permite vernos lo que deberíamos. En fin, que la comida es lo de menos. 
En el caso de los dulces si que hay clásicos que nunca pueden faltar en esos días, muchos de ellos porque la verdad es que solo los ves en estas fechas. Bueno, pues aún así, yo no vengo con nada clásico navideño, a mi de postre mientras sea dulce todo me viene bien...y diréis..todo esto a que viene?...pues a que yo hoy lo que os traigo es una cheesecake de chocolate. Que queréis que os diga, como buena, esta buenísima, no la había probado nunca y me ha encantado, ya os digo yo que la vuelvo a repetir ya mismo. La he sacado de un libro de tartas de queso que es una maravilla, ya os iré enseñando alguna más, porque me han gustado todas las que vienen, he cambiado algún ingrediente por otro y añadido alguno, pero ya sabéis, es que me gusta complicarme la vida, jeje, de verdad, es genial.
Venga, os dejo ya con la tarta que la entrada se esta haciendo un poco larga.
Feliz fin de semana¡¡¡
Ingredientes:
Base:

150gr
Galletas de chocolate
65gr
Mantequilla sin sal
20gr
Pepitas de chocolate
Relleno:

300gr
Queso de untar tipo (Philadelphia)
180gr
Chocolate negro
65gr
Azúcar blanca
25gr
Harina de trigo
120ml
Nata de repostería
1
Cucharada sopera de extracto de vainilla
2
Huevos L
Caramelo liquido

Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 180º.
Todos los ingredientes que utilizaremos en esta receta los tendremos a temperatura ambiente.
Preparamos el molde con una lámina de papel vegetal en la parte de abajo, en los lados le pondremos spray antiadherente o en su caso o en su caso una tira de papel vegetal que cubra los lados.
Cogemos el vaso picador y pondremos las galletas la mantequilla y las pepitas de chocolate, lo picamos todo hasta que quede como una arena pegajosa. Ahora lo añadimos al molde, lo repartimos bien, hay que tener en cuenta que debemos cubrir también los lados.
Una vez cubierto todo lo metemos en la nevera y lo dejamos enfriar hasta el momento de necesitar el molde.
Seguimos con el relleno y para ello pondremos un bol grande el queso junto con el azúcar, batimos bien hasta que formemos  una crema.
Ahora vamos a poner en un bol pequeño el chocolate y lo vamos a fundir en el microondas en intervalos de 30 segundos, cada vez que lo paremos, removemos para que no se nos queme.
Volvemos con el relleno, le vamos a añadir los huevos y volvemos a batir hasta que se integren bien.
Continuamos añadiendo la nata, volvemos a batir.
Después añadiremos la harina ya tamizada y seguimos batiendo hasta que esté bien integrada.
Por último toca añadir el chocolate que ya lo tendremos frio, lo añadimos a nuestro relleno y batimos un minuto más.
Ahora sacamos nuestro molde de la nevera y añadimos nuestro relleno, lo metemos en el horno y después bajaremos la temperatura a 160º y lo dejaremos entre 55 y 60 minutos.
Antes de sacar la tarta del horno comprobaremos que está hecha. En este tipo de tartas no me gusta pinchar en el centro así que lo compruebo moviendo un poco el molde, si ves que el centro tiembla mucho es porque aún está algo crudo, también podéis tocar el centro con el dedo y si comprobáis que hay resistencia  es porque está hecha, sino la dejaremos unos minutos más.
Si esta lista la sacamos del horno y la dejamos enfriar en el molde, después la pasamos a la nevera y la dejamos reposar durante unas 2 horas.
Pasado ese tiempo desmoldamos y la ponemos en la bandeja que tengamos pensado presentarla.
El cacao en polvo para adornar es opcional.
Para cortarla bien os aconsejo calentar un poquito el cuchillo con agua caliente.
Lista para comer.

                                               ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.
 

viernes, 1 de diciembre de 2017

Bacalao en hojaldre.

Esta una tan poco acostumbrada al frío por esta zona que por poco que haga me paso el día congelada, ojo, que no me quejo, que lo prefiero así. Yo soy de las que prefiere ponerse mangas para pasar el frío de alguna manera, a no saber que ponerme porque hace una calor horrible.
Además, en las fechas que estamos ya iba siendo hora de que el frío llegara y de que lloviese un poco que falta nos hace, si que es cierto que con lo beneficiosa que es para algunos sitios, en otros cae para hacer daño, pero en fin, ahí no hay quien mande.
No suelo ir preparando las recetas pensando mucho en las fechas la verdad, pero este me parece  que quedaría bien para las cenas que se nos avecinan, es un plato sencillo de hacer, es una de esas recetas que te vas inventando sobre la marcha y luego te resulta un plato de lo más apañado, jeje, es vistoso, y queda muy jugoso, es la primera vez que lo he preparado pero os aseguro que lo volveré a repetir.
Bueno, os voy a dejar con la receta y ya decidiréis vosotr@s si es un plato apropiado para vuestras mesas.
Feliz fin de semana¡¡
Ingredientes:
400gr
Lomo de bacalao
180gr
Gambas arroceras
1
Lamina de hojaldre
125gr
Puerro
90gr
Cebolla
50gr
Zanahoria
25gr
Apio
2
Dientes de ajo
4
Ramitas de perejil
1
Huevo
Ralladura de una lima

Jugo de ½ lima

Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Para la Salsa

250ml
Leche evaporada
100gr
Puerro
100ml
Vino blanco
90gr
Colas de gambas
15gr
Mantequilla sin sal
2
Dientes de ajo
Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Preparación:
Lo primero que haremos será quitarle la piel al bacalao y lo dejaremos en un escurridor para que suelte bien el agua si lo usáis congelado, lo reservamos.
Pelamos las gambas y las reservamos.
Ahora lavaremos y cortaremos todas las verduras, el puerro, la cebolla y la zanahoria las cortaremos en juliana no muy fina. El ajo y el apio lo cortaremos en rodajas no muy finas y el perejil en trozos pequeños.
Ponemos una sartén al fuego a fuego medio cuando este caliente pondremos un fondo de aceite, añadimos la cebolla, el puerro, la zanahoria, el apio y el ajo, salpimentamos y lo dejaremos sofreír durante 10 minutos.
Las gambas que tenemos reservadas las dividiremos en dos partes, 90gr las vamos a añadir al sofrito y resto las guardaremos para la salsa.
Pasados los 10 minutos pondremos las gambas, el perejil, la ralladura de la lima y el jugo, rectificamos de sal, le damos unas vueltas y retiramos del fuego para dejarlo entibiar.
Las gambas se tienen que quedar muy poco echas para que se acaben de hacer en el horno.
Mientras entibia pondremos a precalentar el horno a una temperatura de 200º.
Sobre una tabla pondremos una lámina de papel vegetal y sobre esta pondremos la lámina de hojaldre, este lo cortaremos a lo largo en dos trozos iguales.
En uno de ellos pondremos una cama con un poco de verdura  que tenemos en la sartén sin llegar a los filos, sobre esta pondremos el lomo de bacalao y encima volvemos a cubrir con el resto de verdura que nos quede en la sartén.
Ahora cogemos el rodillo de cocina y agrandares un poco la lámina de hojaldre que nos queda para que cubra bien el bacalao.
En un cuenco pequeño cascaremos el huevo y lo batimos, con ayuda de un pincel pasaremos el huevo por los filos, yo antes de dar el huevo recorte un poco los filos para que se quedase más redondeado y el resto de la masa la utilice para poner un adorno por encima esto es opcional, si le ponéis algún adorno también la pasa huevo para que se pegue.
Cubrimos el lomo de bacalao con la lámina que nos queda y con ayuda de nuestras manos iremos juntando las dos laminas, una vez terminado con la punta de un cuchillo la hacéis por encima unos pequeños huecos para que suelte el vapor y no se hinche más de lo que necesitamos.
Ya esté lista para ir al horno, este le pondremos el ventilador si lo tiene y lo dejaremos durante 20 minutos.
Pasado ese tiempo lo sacamos y lo dejamos entibiar.
Limpiamos el puerro y lo picamos en trocitos pequeños, los ajos los pelamos y lo picamos en trocitos pequeños y las  colas las partimos en dos trozos, reservamos cada cosa por separado.
Ahora ponemos una sartén al fuego a fuego medio cuando este caliente añadimos la mantequilla junto con el puerro y los ajos salpimentamos y lo dejaremos sofreír hasta que empiece a tomas color, en ese momento añadimos el vino y lo dejaremos que reduzca.
Una vez haya reducido ponemos la leche evaporada, rectificamos de sal y la dejamos que espese durante unos 5 o 10 minutos. En el último minuto añadiremos las colas de gambas.
Cuando tenga el espesor que deseamos retiramos de fuego y ya tenemos todo listo para terminar el plato.
Listo para comer.

                                                ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.