lunes, 15 de octubre de 2018

Bizcocho de Piña.

Esta semana volvemos con el dulce, algo sencillo pero rico de sabor. Los bizcochos son un clásico en desayunos y meriendas, la verdad es que son muy socorridos, ya sabes, esas veces en la que se presenta una visita para el café y piensas... no tengo nada que poner con el café 😓¡¡¡ ese día si tienes un rico bizcocho preparado...triunfas, jeje. Me gustan mucho los bizcochos, me da lo mismo si son básicos, si son con frutas o verduras, todos me parecen estupendos.
Para el bizcocho de hoy he escogido la piña, es una fruta que me gusta mucho y la verdad es que  queda muy rica. Como he dicho al principio este bizcocho es muy fácil de hacer y tampoco es que necesite mucho tiempo de preparación, solo hay que ponerse para poder disfrutarlo después... quién se anima?
Feliz semana¡¡¡
Ingredientes:   
1
Piña natural
200gr
Azúcar blanca
200gr
Harina de todo uso 
125ml
Aceite de oliva 0’4
100ml
Leche
12gr
Levadura en polvo
4
Huevos
1gr
Sal
1
Cucharada sopera extracto vainilla
Caramelo liquido
Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 180º.
Limpiamos la piña, la cortamos en rodajas de 1,5 centímetros y con ayuda de un vaso de chupito o descorazonador le quitaremos el centro de la piña.
Para esta receta he utilizado un molde de 26 centímetros, en la base pondremos papel vegetal y en los lados pondremos spray antiadherente o un poco de mantequilla.
Al fondo del molde le pondremos una buena cantidad de caramelo, cogemos las rodajas de piña las partimos en media luna y la iremos colocando sobre la base hasta cubrir el fondo, podéis cubrir los huecos con trozos más pequeños si queréis.
Cascamos los huevos y separamos las yemas de las claras.
En el cuenco de las yemas pondremos la mitad del azúcar, el resto lo reservaremos para las claras. Con ayuda de unas varillas de mano o eléctricas, batiremos las yemas y el azúcar hasta que espumen bien.
Seguiremos batiendo mientras añadiremos el aceite de oliva, la vainilla y la leche.
Una vez estén todos los ingredientes bien mezclados pondremos un colador grande sobre este cuenco y tamizamos la harina, la levadura y la sal, volvemos a batir todo bien y reservamos.
Ahora cogemos el cuenco donde tenemos las claras y empezamos a batir con ayuda de unas varillas, cuando empiecen a espumar iremos añadiendo el azúcar en forma de cascada hasta que queden firmes pero no muy duras.
Una vez las tengamos listas las iremos añadiendo al cuenco que tenemos reservado con el resto de ingredientes, las mezclaremos con movimientos envolventes para que no se nos bajen las claras, estos pasos los seguiremos realizando hasta gastar todas las claras.
Seguidamente pondremos toda la mezcla en nuestro molde, lo metemos al horno lo dejaremos cocer entre 40 o 50 minutos.
Pasado ese tiempo sin sacarlo del horno comprobaremos que está listo pinchando en el centro con un cuchillo o con un pincho comprobador, se sale limpio estará listo de lo contrario cerraremos el horno y lo dejaremos unos minutos más.
Cuando esté listo sacaremos del horno y lo dejamos entibiar para después desmoldarlo bien.
Una vez lo desmoldemos lo dejaremos enfriar sobre una rejilla.
Listo para comer.

¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

lunes, 8 de octubre de 2018

Dorada sobre cama de verduras y puré de patatas.

Hoy lunes toca receta. Esta semana vamos con una de pescado bastante completa. El pescado es un alimento que consumimos durante todo el año, hay gran variedad de recetas, las formas de prepararlo son infinitas, todo va con los gustos y en que país nos encontremos, pero al final si te gusta el pescado como a mi, todas sus versiones te parecerán estupendas.                                                          La preparación es sencilla y no se tarda mucho en preparar el plato. La presentación del plato se puede cambiar, habrá a quien le guste comer las preparaciones por separado, en mi caso me gusto más así, cuando coges, llevas de todo...me gusta la mezcla de sabores, vosotr@s podéis presentarlo como más os guste, lo dejo a vuestra elección.
Bueno, ya os dejo con la receta...espero que os guste.
Feliz semama¡¡¡
Ingredientes:
2
Doradas grandes
350gr
Calabacín
300gr
Cebolla morada
60gr
Cebolla blanca
185gr
Puerro
45gr
Apio
5gr
Jengibre fresco
3
Dientes de ajo negro
Ralladura y el jugo de una lima

Pimienta

Eneldo seco

Aceite de oliva

Sal

Ingredientes para el puré de patatas

800gr
Patatas
35gr
Mantequilla sin sal
35ml
Leche entera
Nuez moscada

Pimienta

Sal

Ingredientes para la salsa de yogur

1
Yogur griego
1gr
Eneldo seco
1
Lima
Aceite de oliva

Pimienta

Sal
Preparación:
Limpiamos el calabacín y lo picaremos en cuadraditos no muy pequeños.
Limpiamos las cebollas y el puerro y los cortaremos en juliana.
El apio lo limpiamos y le sacamos las hebras duras para picarlo en trozos pequeños, también picaremos las hojas.
Pelamos los ajos y los picaremos en trozos muy pequeños, también podéis rallarlo.
La dorada la abrimos por la mitad, no le quitaremos la piel ni las escamas, pero si le quitaremos todas las espinas incluidas las del centro con un corte a lo largo por cada lado de las espinas, reservamos los lomos limpios hasta su uso.
Empezaremos con la salsa de yogur, en un cuenco pequeño pondremos el yogur, sobre este añadiremos un buen chorreón de aceite, la sal, pimienta, el eneldo, la ralladura de la lima y el jugo de la mitad de la lima, mezclamos todo, probamos y rectificamos el punto de sal si es necesario, una vez este a nuestro gusto, tapamos y lo guardamos en la nevera hasta su uso.
Vamos con el pisto de verdura.
Pondremos una sartén al fuego a fuego medio, cuando este caliente pondremos un fondo de aceite y añadiremos las cebollas, el puerro y el apio, salpimentamos.
Sofreiremos todo durante 20 minutos removiendo de vez en cuando.
Transcurridos los 20 minutos añadiremos el calabacín, removemos y dejamos sofreír hasta que el calabacín este tierno.
Pelamos el jengibre y con ayuda de un rallador lo rallamos sobre las verduras, también pondremos el ajo negro, lavamos la lima y la rallaremos sobre la verdura y también añadiremos el jugo de media lima.
Todo esto lo dejaremos sofreír durante 5 minutos.
Mientras preparemos el puré, cocemos las patatas en abundante agua, ponemos sal y las coceremos hasta que estén tiernas.
Una vez ya cocidas las ponemos en un bol junto con la mantequilla, la leche, la pimienta y la nuez moscada.
Todo esto lo pasamos por el pasapuré eléctrico o a mano, reservamos.
Nos queda el pescado. Para ello pondremos una plancha al fuego a fuego fuerte.
Cuando este bien caliente ponemos un chorrito de aceite y repartimos por toda la plancha.
Ahora ponemos los lomos de la dorada por la parte de la piel, no bajaremos el fuego, le ponemos un poco de sal y pimienta por encima y lo dejamos hacer durante 2 minutos, depende del grosor de la dorada, una vez lista apartamos del fuego.
Ya lo tenemos todo listo para empezar a emplatar, primero pondremos una cama de verduras, encima pondremos un poco de puré y sobre este colocaremos el lomo de la dorada por la parte sin piel, cuando lo tengamos sobre el puré le quitaremos la piel, le ponemos un poco de aceite de oliva y un poco de eneldo por encima.
Lista para comer.
¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

lunes, 1 de octubre de 2018

Cheesecake de Arándanos, culis de frambuesa y moras.

Muy buenas a tod@s...llevo muchísimo tiempo sin publicar nada. Lo cierto es que por algunos motivos se me hizo imposible manejar los tiempos para ocuparme de esto como es debido y aun más complicado acudir a los blogs de mis compañeras y amigas. No tengo perdón porque he estado totalmente desconectada de todo, no he pasado por el blog de nadie y no he dejado ni una simple publicación diciendo que lo dejaba por un tiempo...fallo mío. Tenía ganas de volver, pero si que antes de hacerlo debía de tener claro como, para no dejarlo a los dos días... creo ya se como hacerlo y espero seguir mucho tiempo por aquí con nuevas recetas... MIL PERDONES....
Para empezar esta temporada he querido hacerlo con algo dulce, como no, yo con el azúcar como siempre 😊
Esta tarta es sencilla de hacer, siempre parecen más complicadas de lo que son en realidad, solo hay que ponerse... estoy segura de que a todos os saldría sin problemas. En mi casa el sabor de la tarta nos encanto, lo cierto es que la he repetido más de una vez, así que espero que a vosotr@s os guste también. Bueno, os dejo con la tarta y ya me contaréis.
Feliz semana¡¡¡
Por cierto, la publicación será una vez a la semana y siempre será en lunes.
Ingredientes:   
250gr
Queso de untar
100gr
Queso mascarpone
125gr
Yogur griego
40gr
Culis de moras
30gr
Harina de trigo
80gr
Azúcar blanca
2
Huevos talla “L”
35gr
Arándanos frescos
Ingredientes para la base

110gr
Galletas digestive
30gr
Pepitas de chocolate negó
40gr
Mantequilla sin sal
Ingredientes para decorar

150gr
Nata vegetal
40gr
Culis de moras
Algunos arándanos y moras

Ingredientes para el culis de frambuesa

100gr
Frambuesas frescas
60ml
Agua
60gr
Azúcar blanca
Ingredientes para el culis de moras

100gr
Moras frescas
60ml
Agua
60gr
Azúcar blanca

Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 160º.
Para esta receta necesitaremos que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Lo primero que haremos será preparar los dos culis, empezamos con el de frambuesa.
Ponemos un cazo al fuego a fuego medio y añadiremos todos los ingredientes juntos, lo dejaremos a hervir durante 10 minutos.
Pasado ese tiempo lo ponemos todo en el vaso batidor y batimos bien, una vez lo tengamos todo batido lo pasaremos por un colador y lo dejamos enfriar.
Para hacer el culis de moras repetiremos los mismos pasos que acabamos de utilizar para preparar el culis de frambuesas.
Ahora empezaremos preparando la base, un una picadora pondremos las galletas y la mantequilla un poco fundida, tendremos que darle unos segundos en el microondas antes de añadirla.
Picamos todo y cuando las galletas estén bien picadas añadiremos las pepitas de chocolate y las mezclaremos.
A continuación prepararemos el molde de 17 centímetros desmoldadle y cubriremos la base con papel vegetal.
Sobre la base pondremos la galleta picada y con ayuda de una cuchara o un vaso presionaremos hasta cubrir todo el fondo del molde, una vez terminado reservamos en la nevera.
Ahora en un bol pondremos los quesos junto con el azúcar, con ayuda de unas varillas lo batiremos todo hasta que el queso y el azúcar queden a punto de crema, en ese momento añadiremos al yogur y volvemos a batir bien.
Ahora añadiremos los huevos uno a uno, mientras el primer huevo no esté bien batido no añadiremos el siguiente.
Seguidamente añadiremos al culis de arándanos y volvemos a batir.
Por último sobre este mismo cuenco tamizaremos la harina y a continuación batimos unos dos minutos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
Sacamos nuestro molde de la nevera y colocaremos en la base unos pocos de arándanos, encima pondremos un poco de la crema de queso, después ponemos el resto de arándanos que nos queda, y por ultimo cubrimos con el resto de crema que nos queda.
Metemos nuestro molde al horno que ya estará precalentado a 160º y lo dejaremos con esta temperatura durante 15 minutos, después bajaremos la temperatura a 140º y lo dejaremos durante 40 minutos.
Transcurridos los 40 minutos paramos el horno y dejamos que la tarta se enfrié poco a poco dentro del horno, después la sacamos, la cubrimos con un paño de cocina y la metemos en la nevera un mínimo de 3 horas.
Una vez esté bien fría la sacamos de la nevera, la desmoldamos y la colocaremos sobre la bandeja de presentación.
En el centro de la tarta ponemos el culis de moras.
Montamos la nata con un poco de azúcar, una vez lista con ayuda de una manga  y una boquilla rizada adornamos alrededor de toda la tarta, después adornaremos con unas pocas de frutas y culis de mora.
Lista para comer.

                                                  ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.