viernes, 24 de noviembre de 2017

Bizcocho de papaya y naranja.

Ya estamos otra vez dentro del fin de semana, como le cunde a las semanas pasar, se van los días sin darse una ni cuenta, anda una de aquí para allá como las locas, siempre con prisas para todas partes, andamos por la vida como pollo sin cabeza algunas veces, jeje, yo necesito más horas o repartirme bien las que ay, jeje.
Para esta semana voy a dejaros con dulce. No soy mucho de comer frutas que no sean las clásica, en mi casa siempre se han comido las de siempre, manzanas, naranjas, etc. Lo cierto es que en los mercados hay mucha variedad de frutas que vienen de fuera, bueno, muchas ya se están criando aquí también, pero que han venido de fuera. No he sido nunca muy decidida a comprarlas, más que nada por miedo a que no me gustasen y luego tuviese que terminar tirándolas, la verdad, no me gusta tirar nada. 
No se si también a vosotr@s os ha pasado, con el tiempo y con el echo de cocinar tantas cosas diferentes el paladar me ha cambiado mucho, ahora como muchas cosas que antes ni por asomo habría probado. Todo esto viene para deciros que el dulce de hoy es de papaya y que hace nada de tiempo que la probé por primera vez, me dieron un par de ellas y la verdad es que me gustaron, así que a parte de al natural, había que buscarle otra utilidad más, de ahí salió la idea de un bizcocho. La idea fue buena, el bizcocho es muy rico y jugoso, además, con la naranja va genial, lo volveré a repetir si o si, os animo a probarlo, merece la pena.
Vamos con la receta que es lo que toca¡¡
Feliz fin de semana¡¡¡
Ingredientes:
350gr
Papaya
350gr
Harina de trigo
250gr
Azúcar blanca
100gr
Mantequilla sin sal
100ml
Leche
40gr
Chocolate con leche
40gr
Chocolate blanco
50ml
Zumo de naranja
15gr
Levadura en polvo “Royal”
10gr
Bicarbonato sódico
4
Huevos
1gr
Sal
Ralladura de una naranja

Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 180º.
Todos los ingredientes que utilizaremos en esta receta los tendremos a temperatura ambiente.
El chocolate lo partimos en trocitos pequeños.
Tamizaremos todos los ingredientes secos.
Ahora prepararemos nuestro molde poniendo una lámina de papel vegetal en la base y rociándolo con spray antiadherente por los lados, sino tenemos lo haremos con mantequilla y harina, para esta receta he utilizado un molde cuadrado de 23 centímetros.
Empezaremos pelando la papaya y desechando las semillas. La picaremos en trozos y la pondremos en el vaso batidor.
Después lavaremos bien la naranja y la rallamos reservamos la ralladura, sacamos el jugo que necesitemos y lo añadimos al vaso batidor.
Batiremos bien hasta que la fruta este bien desecha, luego añadiremos la ralladura y mezclamos bien con ayuda de una cuchara, reservamos.
Cogemos un cuento y ponemos el azúcar. Continuamos cascando los huevos y separando las yemas de las claras, las yemas las iremos añadiendo al azúcar, las claras las reservamos.
Con ayuda de unas varillas batiremos el azúcar y las yemas hasta que espumen.
Después derretiremos la mantequilla unos segundos en el microondas y las añadimos a la mezcla anterior, también añadiremos la leche, mezclamos.
Cuando este bien integrada pondremos el licuado de la fruta que tenemos reservado, volvemos a batir.
Continuamos añadiendo los ingredientes secos poco a poco y volviendo a mezclar. Así iremos añadiendo hasta terminar toda la harina.
Ahora en otro bol añadimos las claras que tenemos reservadas y con ayuda de unas varillas eléctricas las montamos a punto de nieve.
Una vez montadas las añadiremos a la mezcla anterior y con ayuda de una lengua o una cuchara grande iremos mezclando con movimientos envolventes hasta integrarla bien, con mucho cuidado para que no se bajen.
Los trozos de chocolate los rebozaremos con un poco de harina y los añadimos con cuidado a la mezcla.
Una vez lista la ponemos en nuestro molde y la metemos en el horno que ya tenemos precalentado.
Lo dejaremos hacer durante 40 o 45 minutos, siempre comprobar antes de sacarlo, eso lo haremos con ayuda de un comprobador o con la punta de un cuchillo.
Cuando esté listo lo sacamos del horno y lo dejamos entibiar entre 10 o 15 minutos.
Transcurrido este tiempo lo desmoldamos y lo ponemos sobre una rejilla para que acabe de enfriar.
El adornado lo dejo a  vuestro gusto, como podéis ver yo le puse azúcar glass.
Listo para comer.

                                                  ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

14 comentarios:

  1. Madre mia Azucena¡¡¡¡ que color, que esponjosidad, que todo¡¡¡¡, se me hace la boca agua solo de ver ese bizcocho, ya me gustaria catarlo, besos

    ResponderEliminar
  2. Tus bizcochos son siempre completos, llevan componentes extras y extraordinarios que los hacen más ricos. Las frutas me gustan mucho en todas partes, en los dulces por supuesto y la papaya con la naranja casan perfectamente para esta preparación, amén de todo lo demás. No hay más que verlo, es una delicia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No me gusta demasiado la papaya así a palo seco, aunque en el bizcocho tiene que darle frescor y jugosidad y segueo que esta de cine, la pinta no pudo quedarle mejor Azu, que corte me he quedado alucinada de lo bien que te ha quedado...Bess

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Azucena!! Tienes toda la razón, el paladar cambia y mucho, yo no me comía ni la mitad de las cosas que ahora ya como, la lista de lo que no me gustaba era enorme, y gracias, sobre todo al blog, he ido probando e integrando nuevos ingredientes a mi dieta habitual.
    La fruta si que me ha gustado siempre mucho, y siempre que he tenido oportunidad he comprado nuevas frutas para probarlas, incluida la papaya y aunque no la consumo de diario, de vez en cuando si que comemos alguna. Me ha encantado lo de añadirla al bizcocho, así te ha quedado, un bizcocho super jugoso y riquísimo. Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima !!!
    En casa nunca falta la papaya Azucena, forma parte de nuestros desayunos porque hacemos zumos con ella junto a la naranja. Así que tu bizcocho me tiene que saber a gloria y para rematar le añadiste chocolate. Tú si que sabes niña, que te quedan las recetas tan ricas aunque te las saques de la manga.
    Voy a hablar con los de Correos, que el tupper se lo deben estar saboreando por el camino jaja
    Muy rico de verdad, mi niña, que solo de imaginarlo me marcho babeando.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. papaya y naranja!!! Qué cosas!! Se te ocurre cada combinación que a mí ni en mil años, jajaja!! Eres genial Azucena y seguro que estará de muerte, con lo que me gustan a mí las frutas en los bizcochos, Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Llego tarde! El finde gasté un poco a lo bruto unas papayas que ya no sabía que hacer con ellas porque las compré demasiado maduras... lástima! Este bizcocho tiene una pintaza...

    ResponderEliminar
  8. Azucena, los gustos van cambiando y afortunadamente incorporamos en muestra dieta alimentos que vamos descubriendo.

    Nunca he probado un bizcocho con papaya y la verdad es que me has dejado completamente intrigado

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  9. Azucena yo creo que a todos nos pasa que desde que tenemos el blog nos atrevemos con cosas que antes era impensable. Yo también soy de las de no tirar nada y cuando compro algo nuevo lo miro muy bien porque no quiero ver que luego no me gusta.

    Lo que sin lugar a dudas me ha encantado es este bizcocho que me ha resultado original y sorprendente a partes iguales y que seguro está delicioso

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Fíjate Azucena, me pasa un poco como a ti, de hecho no he probado nunca la papaya así que no se si me guitará.
    Pero viendo la pinta que tiene ese bizcocho no creo que le haga ascos, mas bien me lo comería todo, se ve bien rico.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Yo, por el contrario, soy una catacaldos y me atrevo con todas las frutas que se me meten por los ojos. No me importa si tengo que tirar alguna, ya procuro cuando la pruebo por primera vez y no me ha gustado en demasía darle más oportunidades. Así me pasó con la papaya y aún no la acepto mucho que digamos. Suelo ser benevolente,jjj. Sin embargo, me da que tu bizcocho, dada la pinta que tiene, me va a gustar mucho. sería una oportunidad ideal para hacerme amiga de la papaya, jjj. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que el tiempo pasa rápido que se mata, a veces da hasta miedo pararse a pensarlo...Pero hay veces en que se agradece que la semana pase rápido y llegue el ansiado fin de semana ;)
    Sobre todo, si hay para degustar un rico bizcocho como este, tiernito y jugoso como me gustan a mí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Nunca he probado un bizcocho con papaya, pero por lo,que se ve, tiene que estar super-bueno

    ResponderEliminar
  14. A mi personalmente no me va la papaya pero mi costilla no veas como se las come. Ahora, en bizcocho no las he probado nunca y la combinación con la naranja me parece genial, Azucena, menudo bizcocho y menuda pinta!!
    Besitos

    ResponderEliminar

Me encanta leer cada uno de vuestros comentarios, me alegran el día, gracias por perder un poquito de tu tiempo conmigo.
Muchas gracias.