viernes, 26 de mayo de 2017

Pastel frio de queso con uvas y melocotón.

Para el dulce de esta semana sigo con mi linea de tartas frías y de queso, os voy a ser sincera yo antes no solía usar tanto el queso en tartas, siempre había comido la típica tarta de queso que encuentras en todos los supermercados, la verdad es que yo ni la hacía, lo del queso en dulce como que no lo veía, tonta de mi, con lo ricas que quedan, con el tiempo va una aprendiendo y probando más combinaciones, así ahora suelo hacerla casera. 
Este tipo de tartas con queso no a todo el mundo le gustan, tienes que ser de las mías, yo como queso con casi todo y cuanto más fuerte sea de sabor más me gusta, sobre todo si lo contrastas con algo dulce, me chifla.
En esta tarta yo puse un tipo de frutas las cuales se pueden cambiar por otras que os gusten más, no hay problema, siguiendo siempre los pasos de preparado sale perfectamente. La preparación no es difícil, ya sabéis, todos los postres o casi todos suelen ser entretenidos, pero todos se hacen con un poco de paciencia. Venga, vamos al lío, pongámonos manos a la obra.
Feliz findeeeeee¡¡¡¡
Ingredientes:
Para el bizcocho

75gr
Harina de trigo
115gr
Azúcar blanca
50gr
Maizena
4gr
Levadura en polvo “Royal”
2
Huevos
Vainilla bourbon

Para el relleno

500gr
Queso quark
125gr
Azúcar blanca
375gr
Nata repostería
120gr
Melocotón en almíbar
24
Uvas en almíbar
40ml
Almíbar de melocotón
40ml
Almíbar de uvas
9
Hojas de gelatina
Azúcar glass

Preparación:
Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 180º.
En esta receta he utilizado un cuadrado de 23 centímetros, lo preparemos de la siguiente forma en la base le pondremos papel vegetal y por los lados le damos con spray antiadherente, si no tenemos le daremos con mantequilla y harina.
En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y la vainilla, esto lo batiremos con ayuda de unas varillas eléctricas  hasta que los huevos estén bien espumosos.
Después sobre los huevos tamizaremos las harinas junto con la levadura y con ayuda de una lengua mezclaremos con movimientos envolventes.
Cuando estén todos los ingredientes bien integrados volcaremos la mezcla en nuestro molde, le damos unos golpecitos sobre la barra de la cocina y lo meteremos en el horno que ya lo tendremos precalentado, lo dejaremos hacer durante 12 minutos, yo me descuide un poquito y por eso lo véis más moreno, a vosotros os quedará más blanquito.
Pasado ese tiempo y comprobaremos que está listo, sin sacar el molde del horno pincharemos en el centro con pincho y si sale limpio estará listo de lo contrario cerraremos el horno y lo dejaremos unos minutos más, si está listo lo sacaremos y lo dejaremos entibiar en el mismo molde.
Pasados unos minutos lo desmoldaremos y lo dejaremos enfriar sobre una rejilla.
Una vez este el bizcocho frio podremos empezar a preparar el relleno.
Volveremos a utilizar el mismo molde que acabamos de utilizar para el bizcocho, en la base le ponemos una hoja de papel vegetal y por los lados le pondremos unas tiras de acetato, estas tienen que ser un poco más altas que los laterales del molde, una vez listo reservamos.
Ahora prepararemos las frutas, las sacaremos cada una de su lata y las pondremos sobre papel absorbente para quitarle el almíbar.
Cuando estén bien secas las partiremos en trocitos pequeños y las reservamos en un cuenco.
En un cuenco con agua pondremos las hojas de gelatina para que se hidraten.
Ahora cogemos un bol y ponemos el queso y el azúcar blanca, con ayuda de unas varillas eléctricas lo batiremos bien hasta disolver el azúcar, aparatamos.
Ponemos un cazo al fuego con los dos almíbar, estos lo calentaremos un poco para ir añadiendo las hojas de gelatina iremos removiendo para que las hojas de gelatina se disuelvan, cuando ya estén casi disueltas apartaremos del fuego y seguiremos removiendo hasta que estén bien disueltas, ahora la dejaremos enfriar.
Para continuar con la receta necesitaremos que la gelatina y el queso estén a la misma temperatura, lo ideal es a temperatura ambiente, si no lo están al unir los dos ingredientes nos saldrán grumos y no nos cuajara correctamente.
Ahora cogeremos las frutas troceadas y las añadiremos a la mezcla del queso con el azúcar, mezclaremos todo bien.
En otro bol pondremos y con ayuda de unas varillas eléctricas montaremos la nata como a punto de nieve, reservamos.
Una vez frio el bizcocho le recortaremos por todos 1 centímetro, después cortaremos por la mitad para sacar dos placas.
Cogemos nuestro molde y la parte superior del bizcocho le daremos la vuelta y la pondremos boca abajo dentro del molde, la utilizaremos como base, está la centraremos bien.
Volvemos a nuestro relleno, ahora que tenemos la gelatina en el punto correcto vamos a añadir la nata al queso con movimientos envolventes, una vez esté bien integrada la nata añadiremos la gelatina y volvemos a mezclar bien pero con cuidado.
Ahora añadiremos toda esta mezcla en nuestro molde y encima de esta pondremos la otra placa de bizcocho dándole la vuelta para usar la parte a bajo como la de arriba.
Presionamos para que se introduzca y se quede todo a la misma altura pero sin que la nata llegue a cubrir el bizcocho.
Una vez hecho esto lo meteremos en la nevera y lo dejaremos enfriar un mínimo de 5 horas.
Pasado ese tiempo lo desmoldaremos y espolvoreamos la parte de arriba con  azúcar glass.
Listo para comer.

                                                      ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

12 comentarios:

  1. Las uvas con queso saben a beso" : Esta tarta debe saber a beso pues enamora al verla. Qué delicia Azucena!!

    ResponderEliminar
  2. Que pedazo de relleno lleva esa ricura de tarta. Todas tus preparaciones siempre son de verdadera profesional, a mi no me saldría tan perfecta ni en mil años. Encontrarse trocitos de fruta en medio de esa crema de queso, junto al bizcocho es una delicia única. Al contrario que tú, yo si pienso que a todo el mundo le gusta el queso en dulces, por lo menos no me he encontrado a nadie que diga que no. Ni creo que tú lo hagas cuando prueben tu pastel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Por Dios bendito y madre del amor hermoso, pero qué pedazo de tarta más rica has hecho. A mí también me gustan mucho los queso y cuanto más sabor mejor. Debo reconocer que es lo que peor llevo de esta enfermedad, la intolerancia a la lactosa (bueno, y cuando me quitaron el chocolate, menos mal que luego me lo introdujeron en la alimentación). Afortunadamente, cuando estoy bien tolero los quesos de oveja y de cabra; la vaca, ni olerla. Encantada me comía ahora mismo un trozo de tu pastel frío.
    Besos y feliz fin de semana, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. que pastel mas bueno tiene una pinta espectacular. besitos

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Azucena!! Pues yo soy de las tuyas, me encantan las tartas de queso. Y me ha gustado que esta vez hayas utilizado el queso como relleno, pues casi siempre las hago íntegras de queso, ya sean horneadas o en frío, así que me ha encantado de esta manera, con el bizcocho y con un delicioso relleno. También me gustan mucho las tartas con frutas, así que para mil este pastel reúne todo los requisitos para que sea una tarta 10. Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  6. Que tarta mas rica por Dios!!
    Me encanta la nata y el queso... Umh!!! Tiene que estar de vicio.
    Un besito, guapa :)

    ResponderEliminar
  7. Hola guapísima !!!
    Eres una artista Azucena, lo mires por donde lo mires no hay forma de decir otra cosa. Además haces estupendamente las "tartas camuflajes" porque al verla por fuera nadie piensa cómo es el interior. Esa técnica de recortar el bizcocho por los bordes y proceder al relleno dentro del molde, me gusta y no lo he hecho nunca.
    De verdad, una tarta exquisita. Desempolva el tupper XXLL, que llamo al mensajero ahora mismo jajaja
    Me ha encantado, pero que mucho.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  8. Azucena, veo, por lo que nos cuentas, que te has ido aficionando a cocinar pasteles con queso y viendo las fotos del resultado final solo se me ocurre decirte que ahora no hay quien te pare, vaya pedazo de pastel!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Mi reina ¡menuda tarta te has marcado! así a lo tonto ¡menudo postre nos dejaste para el fin de semana!

    A mí las tartas de queso me encantan y cuanto más queso tengan mejor. Si puedo elegir le quito nata, yogur y meto queso, queso y más queso ja ja ja

    Me guardo tu receta que es original a más no poder

    ¡BEsos mil!

    ResponderEliminar
  10. Que rico que tiene que estar, me encanta!!
    Por cierto sabes que hice ayer tarde tu bizcocho de chocolate con cerezas, que rico, nos ha encantado en casa y si no que te lo diga mi hija, que casi lo devora.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Más que rico me parece este pastel el relleno es fenomenal me encanta todo pastel que lleva melocotón que rico azucena muchas gracias por tu receta felicitaciones okey

    ResponderEliminar

Me encanta leer cada uno de vuestros comentarios, me alegran el día, gracias por perder un poquito de tu tiempo conmigo.
Muchas gracias.