lunes, 20 de marzo de 2017

Croquetas de espinacas. (Sin Gluten)

Para esta semana de plato salado han tocado estas croquetas de espinacas, en la receta de hoy también me he querido volcar con una de las alergias que más se ven ahora. Tengo una amiga que lleva ya varios años con esta alergia, ella lo lleva genial, esta hecha toda una artista de este tipo de platos para intolerantes al gluten. Yo la verdad es que no tengo recetas de este tipo, me parece recordar ahora mismo mientras escribo esta entrada que tengo un postre sin azúcar, un bizcocho sin huevo y esta receta. Siempre hay gente de la que te conoce diariamente que te dice...prepara lago sin azúcar, o sin gluten... yo no soy muy entendida en estos platos porque gracias a Dios no me ha hecho falta, pero investigaré un poco más y haré más recetas.
Bueno, ahora mismo os voy a dejar con esta receta que a mi me gusto mucho como quedaron las croquetas, es otra textura diferente, pero ricas, a mi marido le gustaron más que las clásicas.
Feliz semana¡¡
Ingredientes:
360gr
Espinacas frescas
200ml
Agua espinacas “cocción”
70gr
Harina de arroz
60gr
Cebolla
50ml
Leche
20gr
Mantequilla sin sal
1
Diente de ajo
Una pizca de nuez moscada

Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Para el rebozado

2
Huevos
Pan rallado sin gluten

Preparación:
Lo primero que haremos será cocer las espinacas, ponemos una olla al fuego a fuego medio la llenos de agua, cuando rompa a hervir añadiremos las espinacas y las dejaremos cocer durante unos 8 minutos.
Pasado ese tiempo apartamos y las escurrimos quitándole toda el agua, las dejaremos en el escurridor un tiempo para que suelten toda el agua, de esta agua nos guardaremos los 200ml.
Una vez que suelten todo el agua las pondremos sobre la tabla y las picaremos muy bien, una vez picadas reservaremos.
Pelamos y lavamos la cebolla, la picamos en trocitos pequeños, con el ajo haremos lo mismo, reservamos por separado.
Ahora ponemos una sartén al fuego a fuego medio, cuando este caliente añadiremos un fondo de aceite y la mantequilla, seguidamente añadiremos la cebolla y la dejamos sofreír durante 2 minutos para poder añadir el ajo, volvemos a dejar otros 3 minutos más.
Transcurridos los 3 minutos añadiremos las espinacas, removemos todo, salpimentamos y lo dejaremos sofreír durante 3 minutos.
Pasados los 3 minutos taca añadir la harina, mezclamos todo bien y sofreiremos la harina durante 2 o 3 minutos para quitarle el sabor a harina y la esta se integre bien.
Después continuaremos añadiendo el agua que tenemos reservada y la leche, comprobamos el punto de sal y seguiremos con la sartén al fuego removiendo hasta que todos los ingredientes  estén bien integrados y la mezcla se separe de la sartén.
Sacamos la masa y la dejaremos en una bandeja hasta que esté bien fría.
Ponemos una sartén profunda en el fuego a fuego medio con abundante aceite como para cubrir la croqueta o una freidora a calentar.
Cascamos los dos huevos en un plato, le ponemos un poco de sal y los batiremos bien, en otro plato nos pondremos el pan rallado.
Cogeremos una cuchara o con nuestras propias manos formaremos las croquetas, después las pasaremos por el huevo y después por el pan rallado, volvemos a pasar por el huevo y otra vez por el pan rallado, estos pasos los repetiremos hasta gastar toda la masa.
Una vez caliente el aceite de la sartén o la freidora vamos añadiendo las croquetas y las dejaremos hasta que doren, las sacamos y las pondremos sobre un papel adsorbente para quitarle el exceso de aceite.
Listas para comer.

                                                      ¡Buen provecho!  
También te puede interesar.

12 comentarios:

  1. Que opción más sana. Así los niños no se resisten a comer verdura, un beset

    ResponderEliminar
  2. Me gustan mucho estas croquetas porque quedan muy ricas, a las espinacas le va muy bien la bechamel y en esta preparación quedan estupendas por las porciones pequeñas y concentradas. Muy bien hecha esa adaptación para intolerantes al gluten, le haces un buen regalo a tu amiga y a todos nosotros también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Estupendas Azucena!

    Cada vez estamos más concienciados con las intolerancias alimenticias y por suerte tenemos más productos a la venta en casi todos los establecimientos.

    Para mí es muy arriesgado lanzarme a preparar recetas para los intolerantes ya que no conozco muy bien el tema y me da mucho reparo asegurar que es apto pata intolerantes al gluten o a la lactosa cuando tal vez esté usando algún ingrediente que ellos no pueden tomar y yo ignorante total ja ja ja

    Las croquetas tienen una pinta deliciosa. Yo uso muchas veces harina de maiz (maicena) para la bechamel porque queda muy cremosa, pero con harina de arroz nunca la he probado

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima !!!
    No dudo que tus croquetas tenían que estar buenísimas. La primera vez que las probé de espinacas, me asombraron porque siempre las había comido caseras y con la carne del cocido o de jamón. Desde entonces abrí la mente al mundo croquetero.
    Te han quedado estupendas Azucena, y no dudo que tu amiga agradezca este tipo de cambios en la cocina. No somos conscientes de la suerte que tenemos de poder cocinar de todo, hasta que nos toca un caso cercano. Y felizmente, las alimentaciones para intolerantes a tal o cual cosa, se puede llevar mucho mejor hoy en día.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  5. la pinta es benísima, las de espinacas me encanatan y éstas aunque no tengan gluten , serán igualmente riquísimas.un beso !!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Azucena!! La verdad es que hay más intolerantes al gluten. Una mujer que conozco se lo han diagnosticado a los sesenta años, y ni te imaginas lo que le está costando cambiar sus hábitos alimenticios, sobre todo el pan, pues para ella era algo fundamental y diario. De hecho, muchas veces come pan con trigo, a pesar de lo que su familia le riñe. Así que poder tener al alcance recetas tan prácticas como la tuya les va genial. Yo he hecho alguna vez que otra croquetas de espinacas y están muy ricas. Ahora tendría que probarlas con la harina de arroz, seguro que queda una textura fantástica. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Azucena. Tus croquetas de espinacas me han encantado. Se ven muy jugosas y apetecibles. Hace años comía unas que hacían en un restaurante en la Isla y estaban para chuparse los dedos. Estas tuyas estoy segura de que estaban para lo mismo. ¡Normal que le hayan gustado a tu marido!
    Un besazo enorme y feliz semana, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Hola Azucena, que maravilla de espinacas has preparado, en casa tampoco tenemos problemas de este tipo, es verdad que cada día hay más pero tampoco controlo mucho estos temas por no hacer falta de momento y gracias a dios. Estas croquetas me han encantado, tienen una pintaza...Bess

    ResponderEliminar
  9. Genial lo de estas croquetas!!Cuando mis hijos eran pequeños siempre le metía un poco de espinacas a las croquetas de pollo, y así conseguir que comieran algo de espinacas, aunque más de una vez empezaban a sacar el verde jaja. Se ven estupendas!!!

    ResponderEliminar
  10. Azucena, siempre comento que no soy un gran amante de las espinacas, pero si las usas para las croquetas creo que me las comería a pares...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  11. Creo que uno de los problemas de los celíacos es el precio, todo es carísimo!! Si te pones a comprar todo sin gluten te aseguro que te dejas un ojo de la cara.
    Las croquetas son geniales, la harina de arroz debe dar buen resultado por las fotos, la verdad es que se ven de lo más ricas!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Estoy segura que estan deliciosas, pero lo que tambien estan son preciosas que bonitas quedan por dentro, y ademas hechas sin gluten una maravilla, me han encantado querida amiga. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar

Me encanta leer cada uno de vuestros comentarios, me alegran el día, gracias por perder un poquito de tu tiempo conmigo.
Muchas gracias.