miércoles, 25 de junio de 2014

Botillo de León con cachelos

Hoy os dejo con una receta que me ha pasado Cristina para  promocionar los productos de embutidos Pajariel, espero que os guste, tienen una pinta excelente.
El botillo, también conocido como butelo, es un plato típico de la provincia de León y, más concretamente de la comarca de El Bierzo. Tradicionalmente, este plato procedente de la carne del cerdo, suele servirse acompañado con cachelos, por una clara influencia gallega, donde sus platos más típicos son acompañados con esta guarnición.
Para los que desconozcan este plato, el botillo es un producto elaborado con piezas troceadas del despiece del cerdo y embutidas en el ciego del cerdo, que posteriormente es ahumado y semicurado.
Antes de comenzar con la preparación del Botillo, es recomendable utilizar productos de la tierra, típicos de la zona, ya que vamos a llevar a cabo una receta con mucho arraigo.
Para preparar la receta, debemos contar con:
·         1 botillo del Bierzo
·         1 berza
·         2 chorizos de León
·         2 patatas
·         Sal
El primer paso será cocer el botillo con los chorizos, en una cazuela con agua durante una hora, aproximadamente.
En otra cazuela, prepararemos la cocción de la berza con la patata, ya que no nos interesa que el sabor del botillo y los chorizos se mezclen con estos ingredientes en una cocción única. El tiempo estimado es de media hora, y sazonamos.
Una vez terminada la cocción, troceamos el botillo y los chorizos, mientras que salteamos en una sartén la berza y las patatas cocidas, con un poco de aceite de oliva, y añadimos un poco del caldo resultante de la cocción del botillo con el chorizo.
Para servir el plato, acompañaremos el botillo con chorizo partido en rodajas, los cachelos y la berza.
Hemos conseguido un plato típico con productos exclusivamente del Bierzo, muy apetecible en días en los que el clima sugiere un plato caliente y fácil de elaborar.



19 comentarios:

  1. El próximo invierno voy a pasar por León, desde luego haré una parada para probar este plato. Debe ser contundente y muy rico. Un besazo. azafrandehebra

    ResponderEliminar
  2. Platazo bien rico y contundente, con una comida asi no te da hambre en todo el dia, besos

    ResponderEliminar
  3. Si que tienen una pinta para hincarles el diente y no parar.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Esta cazuelita tiene una pinta riquísima.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. un plato lleno de sabor y q me encanta. gustoso me comia yo esa cazuelita!!! delicioso

    ResponderEliminar
  6. Sinceramente no sé si este plato me gustaría, lo veo demasiado fuerte de sabor para mí que no tengo devoción por las comidas excesivamente contundentes. Pero lo cortés no quita lo valiente y tu receta es de diez.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Huy este plato es de los que les gusta a mi marido le encanta un plato completo bssss

    ResponderEliminar
  8. Qué recuerdos me traen los botillos, mi familia materna es toda de León y he crecido comiendo botillos, chorizos y androias. Aquí no los puedo conseguir y los tengo que pedir por correo pero cuando llegan es una fiesta! ME ENCANTA!!!
    Un besito grande, preciosa!

    ResponderEliminar
  9. Mi querida amiga, aunque no he tenido la suerte de conocer el bierzo, si que he probado su botillo mas de una vez, mi cuñada vivio muchos años alli, y cada vez que venia me lo traia, y es una ricura, este tiene una pinta divina, Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar
  10. Vaya pinta!!! No lo he probado, pero seguro que me gusta.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  11. nunca los he probado y sinceramente no me importaría, no soy mucho de estos platos pero reconozco que de vez en cuando un de estos no estaría nada mal! Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo he probado algo parecido pero de Extremadura, que se llama Buche, y la verdad es que está rico pero muy fuerte y con grasa, se suele hacer con coles o repollo. Y está muy rico si te gusta ese tipo de comida, pero claro, para que se coma una vez al año.
    Este botillo estará igual de rico, pero es un plato contundente que para invierno irá muy bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Vaya que si la tiene. Y es que con buenos productos, no hay platos sencillos, ni complicados, solo buenos sabores y grandes platos.
    Besinos

    ResponderEliminar
  14. Pues tiene unapinta espectacular Azucena, lo quepasa es que con este calor que tenmos aquí... mejor me guardo la receta para el invierno! Però con lo que a mi me gusta el embutido seguro que este botillo me encanta! Un beso guapa

    "Les receptes que m'agraden"

    ResponderEliminar
  15. Quiero entregarte el premio Indalo por tus seguidores y tus buenas recetas, después tu se lo puedes entregar a quien tú quieras eso si que cumpla los requisitos. Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2012/10/premio-indalo-de-bronce-indalo-de-plata.html

    ResponderEliminar
  16. Me puedes guardar un poquito voy para tu casa.

    ResponderEliminar
  17. Solo he comido una vez botillo, en un pueblo de León en el mes de Julio, claro que allí con esas temperaturas se pueden comer estas cosas.
    Todavía lo recuerdo y me relamo de gusto, delicioso.
    Besotes gordos, mi niña.

    ResponderEliminar
  18. Nunca lo he probado, pero es que tiene una pinta tan rica, que bueno por favor, me encanta como lo has cocinado, esto tengo que probarlo. Muchos besos Juani

    ResponderEliminar
  19. Hola Azucena. El botillo no lo había probado hasta hace dos años y es que un vecino del apartamento es de Ponferrada y nos invitó a probarlo. Aunque era verano tengo que reconocer que me encantó. Es un plato contundente pero que sabe a gloria.
    Este que has hecho tiene que resultar exquisito. Tiene una pinta fabulosa. No me importaría volver a repetir jj.
    Que disfrutes del verano y de las vacaciones si las coges en estos meses. Espero que nos sigamos viendo a la vuelta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Me encanta leer cada uno de vuestros comentarios, me alegran el día, gracias por perder un poquito de tu tiempo conmigo.
Muchas gracias.